martes, 21 de octubre de 2008

Nuevo biocombustible hecho de la basura domiciliaria

Un nuevo biocombustible de segunda generación, obtenido a partir de la basura doméstica de las ciudades, fue presentado con singular éxito en Europa como una alternativa mas accesible y barata que el biodiesel que se obtiene de aceites vegetales y animales

El nuevo biodiesel presentado por la empresa española Ecofasa, se obtiene a partir de los residuos sólidos urbanos que son sometidos a un proceso bacteriológico del que se obtienen ácidos grasos con los que luego se produce el biodiesel.

Se precisó que el nuevo combustible es alternativo al que se obtiene de aceites vegetales y animales, ya que utiliza como materia prima, la basura domiciliaria, que es más accesible y barata.

Investigaciones recientes comprobaron que se trata de un biodiesel estándar con el que pueden funcionar sin problema, los vehículos con la misma potencia y la misma cantidad de combustible que los que hay actualmente en el mercado y además tiene el plus de que puede tener más aplicaciones.

Su descubridor Antonio Nevado, director de productos de Ecofasa destacó que el nuevo producto, se diferencia del petróleo y de otros biocombustibles, en que es "multisostenible y multirenovable", dado que se obtiene a partir de cualquier fuente de carbono, presente en toda la naturaleza, y además permite satisfacer la demanda.

Precisó que para obtener un litro de este biocombustible se necesitan diez kilos de basura e indicó que si bien actualmente el proceso de producción es artesanal la proporción mejoraría cuando se produzca en firma industrial de forma industrial

Nevado estimó que la empresa se ha trazado la meta de sacar el nuevo combustible al mercado, en un plazo de un año y medio aproximadamente.

Fuente: Inforegión

Calefaccion de viviendas con energia solar para 20 mil familias

La implementación y aplicación de la tecnología alternativa de calefacción denominada muro trombe, que consiste en el calentamiento del ambiente de una vivienda por medio de la captación de energía solar, beneficiará en su primera etapa a cerca de 20 mil familias expuestas al intenso frío en once departamentos del país.

El muro trombe nació en Francia, pero el Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (Sencico) investigó su aplicación en nuestro país y lo acondicionó a nuestra realidad con materiales locales, a tal punto que esa tecnología ya se instaló con éxito en Puno, favoreciendo a los pobladores que ahora duermen más tranquilos y abrigados.

Según precisó Otilio Chaparro Tejada, presidente del Sencico, también se implementará en viviendas ubicadas a más de 3 mil 500 metros de altura de los departamentos de Ayacucho, Apurímac, Arequipa, Pasco, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín, Moquegua y Tacna.

En la primera etapa del proyecto, el Gobierno invirtió 15 millones 500 mil nuevos soles. Ahora se espera una partida adicional para la ejecución de la segunda etapa a partir del próximo año.

El Sencico capacita gratuitamente a los pobladores para que ellos mismos realicen la instalación, incluso en más de una habitación, y hagan el mantenimiento del sistema de calefacción. El objetivo es que cerca de 20 mil familias se beneficien con el muro trombe, meta que se espera alcanzar tras la finalización de la próxima temporada de lluvias "porque de diciembre a marzo no se puede trabajar".

El muro trombe es un colector de energía solar compuesto de una superficie vidriada, una cámara de aire y una masa térmica. El sol incide en la superficie vidriada produciendo, por el efecto invernadero, el calentamiento del aire en el interior de la cámara. El adobe o ladrillo ubicado detrás de la cámara de aire impide el enfriamiento y fuga del aire caliente y almacena el calor producido. Luego, el aire calentado circula e ingresa a la vivienda.

Fuente: Inforegión

lunes, 20 de octubre de 2008

¿Que es mejor: apagar o dejar encendidas las luces?

Esta es una duda muy común entre la mayoría de personas, pues algunas piensan que se consume mas energía encendiendo un foco por lo que optan dejar sus lamparas encendidas. ¿Afecta el encendido y apagado de las luces en su vida útil?. La respuesta nos la proveen de forma sencilla los "Cazadores de Mitos" en el siguiente video:

Cazadores de mitos - bombillas y el consumo del encendido

viernes, 17 de octubre de 2008

Inodoro ecologico que integra lavamanos


En nuestro afan ecológico estamos tratando de implementar medidas en nuestra casa para reducir el impacto ambiental que provocamos dia a dia. Una vez mi mamá me preguntó si se podia utilizar el agua que usamos en el lavamanos del baño para que vaya directamente al tanque del inodoro. Y aunque aun no he econtrado esta solución practica en el mercado (lamentablemente no sé construir inodoros), he visto con agrado que ya hay un invento que se le asemeja mucho:

El inodoro Caroma (en ingles es el "Caroma’s Profile Smart") es un inodoro cuyo tanque está integrado a un caño con lavamanos, de tal manera que el agua que usamos es almacenada en el tanque y utilizada luego para hacer pasar las excretas. Será comercializado en poco tiempo a un precio de $409 (caro , no?) y como todo buen baño ecologico tiene un botón que permite la descarga de medio tanque (3,60 litros) para los orines y tanque completo (7.2 litros) para las heces.

Cabe destacar que fue uno de los "10 mejores Inventos del 2008 (Top Ten Best gadets)" segun la conocida Mecánica Popular.


Video demostrativo (En inglés)

Ver también:

Grifo ahorrador inventado por peruano

jueves, 16 de octubre de 2008

El agua será el nuevo petroleo

¿Será el agua el nuevo petróleo? Sí, de acuerdo con varios economistas, líderes de negocios, científicos y estrategas geopolíticos. Para estos expertos, ya no hay que creer que lo natural es que siempre podamos contar con el agua, esa sustancia que cubre un 70% del planeta y que está presente en un porcentaje similar en el cuerpo humano. Así como a finales del siglo XX hubo un shock del petróleo, el comienzo del siglo XXI puede pasar a la historia por el shock del agua, periodo en que la escasez produciría un aumento de los precios de un recurso que siempre ha sido abundante y barato. Este escenario podrá tener un impacto aún mayor que el del peak oil [nombre que recibe el punto máximo de la curva de producción del petróleo cuya fase siguiente, de declive, es sinónimo de menos reservas disponibles y de costes más elevados de explotación], transformando mercados, gobiernos y ecosistemas.


En resumen: un 97% del agua del mundo es salada. La utilización que ha hecho el ser humano del 3% restante ha aumentado mucho debido a la industrialización y a la necesidad de producir más alimentos para una población cada vez mayor y más rica.


En 1900, el consumo total de agua en todo el mundo fue de cerca de 770 kilómetros cúbicos, de acuerdo con un informe de 2007 de la consultora Sustainable Asset Management, de Zúrich. Actualmente, la cifra es de 3.840 km3. Se estima que sobrepasará los 5.000 km3 en 2025. Eso es menos que la precipitación pluviométrica anual en los lugares accesibles a los seres humanos, que es de 9.000 km3 a 12.000 km3. Pero la contaminación, la basura y la distribución consumen buena parte de ese total, así como el cambio climático, las sequías y el derretimiento precoz de la nieve que lo acompañan. Las consecuencias, como el racionamiento de agua en California y la sequía esporádica de partes del Río Amarillo en China, son cada vez más visibles. En 2030, de acuerdo con estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), más de la mitad de la población vivirá en áreas en las que el abastecimiento de agua será precario.


¿Una catástrofe ignorada?

De momento, el problema — y su impacto sobre la economía, la población y los negocios — ha despertado poca atención. Una investigación de 2007 patrocinada por el Marsh Center for Risk Insights reveló que aunque un 40% de las empresas del ranking del Fortune 1000 creyeran que el impacto de la escasez de agua tendrá consecuencias entre severas y catastróficas, sólo un 17% de ellas dijeron que estaban preparadas para una situación de ese tipo. “Muchas empresas no han comenzado todavía a pensar en el asunto como algo realmente importante”, dice Howard Kunreuther, director adjunto del Wharton's Risk Management and Decision Processes Center y ex-asesor del Marsh Center. Lo mismo vale para el público en general, añade Kunreuther: las personas siempre han pensado en el agua como “un bien libre. Se escurre por el lavabo, tomamos baños largos, pagamos la cuenta todos los meses y ni siquiera pensamos en el asunto”.


Tal vez ese panorama esté cambiando. Ahora, con la llegada del otoño en el hemisferio norte, la escasez de agua tiene su versión particular de Una verdad incómoda con el lanzamiento en todo EEUU de un documental sobre el peligro que amenaza a las reservas de agua: Flow (Flujo), que la revista Wired calificó como “la película más terrible del Festival de Cine de Sundance”. ¿Estamos condenados a un futuro de sed? No necesariamente. Sin embargo, la buena y vieja agua está próxima a adquirir la condición de oro azul, una commodity escasa, reñida, transportada de un país a otro y, posiblemente, vendida a quien haga la mejor oferta — una situación que constituye un riesgo y también una oportunidad.


“Se trata de un desafío de grandes proporciones”, observa Witold Henisz, profesor de Gestión de Wharton y miembro de un panel sobre riesgos globales del Foro Económico Mundial. Henisz cree que el agua será un tema destacado en la reunión anual del Foro del año que viene en Davos, Suiza. “No creo que se pueda apuntar hacia una cosa u otra y creer que el mundo tal y como lo conocemos ha llegado a su fin. Pero el precio del agua aumentará fuertemente. Habrá rivalidades entre países por el acceso a las fuentes de agua. Aumentarán también los incentivos para que se propongan soluciones”.

Para la mayor parte de la población del mundo, la escasez de agua es, ante todo, una crisis humanitaria. De acuerdo con El Consejo Mundial del Agua, 1.100 millones de personas de todo el mundo no disponen de agua potable en buen estado para consumo — o sea, 1/6 de la humanidad. Cerca de 2.600 millones de personas no cuentan con condiciones sanitarias adecuado. La calidad precaria del agua es una de las principales causas de enfermedades de diarrea y que matan millones todos los años. De acuerdo con un estudio de las Naciones Unidas, 1,6 millones de vidas podrían ser salvadas todos los años si las personas tuvieran agua potable limpia y condiciones sanitarias apropiadas. Hace mucho tiempo que estos problemas se asocian a las infraestructuras deficientes de las naciones subdesarrolladas. Sin embargo, en vista de la previsión de que la población del planeta alcanzará los 9.000 millones en 2050, la idea del agua como sustancia cara hace que sean aún más serios los desafíos existentes.


“El problema es mucho más de calidad que, tal vez, de cantidad”, observa Marshall Meyer, profesor de Gestión de Wharton y estudioso del problema de escasez de agua en China. Los chinos están empeñados en la construcción de obras de infraestructura de gran tamaño para llevar agua hasta las ciudades, pero la contaminación continúa siendo una gran traba.


Sin embargo, el consumo humano directo es como una gota en el océano cuando se compara con otros usos. Sólo un 10% del agua potable del globo acaba en el vaso, en la ducha o en los cubos de limpieza del individuo común. Un volumen dos veces mayor que ese es utilizado por la industria, mientras un 70% — y un porcentaje aún mayor en países desarrollados — se emplea en el sector agrícola. Cerca de un 18% de la tierra agrícola se riega. El segundo informe de la ONU sobre el abastecimiento global de agua, Agua: crisis de gobernación, prevé que ese número crezca en el momento en que el mercado responda a un aumento previsto del 55% en la demanda de alimentos. El aumento de la riqueza, por su parte, significa que las personas van a querer consumir más carne, cuya producción requiere un volumen mucho mayor de agua que la producción de verduras. Los aumentos del precio del agua impulsados por la escasez van a exigir cambios profundos de costumbres por parte de agricultores y consumidores.


Agua virtual


Para medir de qué modo el precio del agua afectará a los mercados agrícola e industrial, se puede recurrir al concepto emergente de agua “virtual”, observa Joel Cohen, profesor de población de las Universidades Rockefeller y Columbia, y autor de un libro de mucho éxito en 1995: ¿Cuántas personas podrá soportar la Tierra? Son necesarios, por ejemplo, 13.000 litros de agua para producir un kilogramo de carne. Un volumen semejante de trigo requiere 1.300 litros de agua, mientras que una misma cantidad de patatas requiere sólo 100 litros. Los usos industriales también pueden ser calculados: un kilogramo de un equipo cualquiera para ordenador, dice Cohen, utiliza la misma cantidad de agua necesaria para la producción de un kilo de trigo. Un mapa del comercio mundial que incluya el volumen de agua virtual gastado en los bienes comprados y vendidos muestra el posible impacto de los precios del agua sobre la economía global.


“El concepto de agua virtual atribuye a cada producto comercializado un determinado volumen de agua utilizado en su producción”, dice Cohen. “Se sabe de dónde proviene el agua y dónde se vende [...] Hay países que importan y exportan agua, y eso de cierta forma cambia la imagen del comercio de commodities, porque sabemos quien está dando recursos hídricos — EEUU y Canadá — y quienes están recibiendo esos recursos — China, principalmente, por medio de esa ruta virtual del agua”.

En el caso de la industria mundial del agua, cuyo valor estimado es de 400 a 500 mil millones de dólares, las amenazas a la forma tradicional de distribución de ese bien no dejan de ser también una oportunidad. En el extremo norte de Tejas, T. Boone Pickens, comerciante de petróleo, supo por primera vez del vasto acuífero de Ogallala — que se extiende de Tejas a las dos Dakotas y proporciona volúmenes abundantes de agua que riegan buena parte de la agricultura americana — cuando compró una hacienda en su extremo sur en 1971. Durante la última década, fue prestando mayor atención al tema mediante reportajes acerca de la disminución de las reservas de agua. Pickens comenzó entonces a comprar acres y más acres de tierras que le daban derecho al agua subterránea en toda la parte norte del Estado. Hoy, él es dueño de más agua que cualquier otro individuo del país, y planea construir una red de tuberías de una punta a la otra del Estado para vender agua a la ciudad de Dallas.


Pickens, que antes era un inversor osado, decidió adoptar un estilo más moderado en los últimos años. Declaró que había concluido la era de los combustibles fósiles. Comenzó entonces a aparecer en anuncios de televisión haciendo propaganda de fuentes de energía alternativas. Pero al discutir el proyecto de la red de tuberías, Pickens dijo que una sustancia esencial como el agua no se debería tratar de una forma diferente a otras commodities del mercado. “Ciertas personas compran agua cuando la necesitan, y quien tiene agua desea venderla. Esa es la esencia del negocio”, dijo a Businessweek en junio. Entrevistado en el documental Flow, Pickens sonríe y dice: “Las personas dicen que el agua es muy parecida al aire. Nadie debe cobrar por el agua. Muy bien, pero preste mucha atención a lo que va a suceder”.


Un derecho fundamental


Ese tipo de lógica suscitó todo tipo de reacciones. Muchos activistas — y gobiernos — insisten en que el agua es un derecho básico, y no algo que debería ser tratado como propiedad. “Negar el derecho al agua es negar el derecho a la vida”, observa Maude Barlow en la introducción de Blue covenant, texto fundamental del llamado movimiento de “Agua y Justicia”.


En países ricos y en desarrollo, la preocupación por el abastecimiento de agua por parte de la iniciativa privada se ha convertido en un problema público y político. En Bolivia, el aumento de los precios después de la privatización del sistema de aguas en la ciudad de Cochabamba provocó tumultos en el año 2000 y culminó con la expulsión del país de Bechtel, compañía de ingeniería que operaba el sistema. Los años siguientes, los gobiernos prohibieron la práctica de privatización del agua en países como Tanzania e incluso Holanda. “El agua no se puede dejar en manos de la iniciativa particular”, dijo el presidente boliviano Evo Morales al conmemorar la salida del país de la multinacional del agua Suez, después de diez años de vigencia de un contrato que preveía, inicialmente, el abastecimiento de agua en la capital durante 30 años. “El suministro de agua tiene que ser un servicio básico con la participación del Estado, de manera que su distribución sea prácticamente gratuita”.


“Las personas están acostumbradas al aumento de los precios de los alimentos en periodos de escasez”, observa Henisz, de Wharton. “No me parece, sin embargo, que estén muy dispuestas a pagar más por el agua. No creo que estén dispuestos a aceptar una solución de mercado en la mayor parte de la población. Creo que las personas están más inclinadas a derrocar al gobierno que a pagar más por el agua que consumen. Morales fue elegido presidente porque lideró la lucha contra la privatización del agua en Cochabamba”. En vez de recurrir a una solución simple de mercado, dice Henisz, los problemas relativos a la escasez del agua exigirán cooperación entre los gobiernos, empresas y ONG.


Y no sólo en el tercer mundo. En EEUU, solamente un 16% de la población utiliza agua suministrada por compañías privadas. Otras — como la población de Dallas, a pesar de los esfuerzos en contra de Pickens — utilizan los servicios de empresas municipales, la mayoría de las cuáles fija su precio con base simplemente al coste de transmisión hasta las casas de las personas. En el caso de los usuarios agrícolas, que se abastecen de la generosidad de Ogallala mientras producen alimentos en abundancia para una nación próspera, dice Cohen, el precio bajo se debe a subsidios de valor desconocido.


La conservación ayuda


Lo mismo que el petróleo, el impacto de la escasez del agua se puede aminorar a través de una serie de medidas de conservación y de mayor ahorro. Entre las propuestas — hay iniciativas para mejorar la agricultura dependiente del agua de la lluvia, desestímulo a cultivos que dejan el suelo sin agua, desarrollo de plantas más resistentes y capaces de soportar periodos más prolongados de sequía, sustitución de los sistemas de regadío “abundante”, en los que se desperdicia mucha agua, por sistemas más eficientes de “goteo”, modernización de la infraestructura antigua que desperdicia volúmenes inmensos de agua todos los años, así como el estímulo a la conservación individual. En Oslo, capital de Noruega, por ejemplo, los responsables del sistema de agua adoptaron el retrete de descarga “al vacío”, que reduce en gran medida el volumen de agua utilizado. Del lado de la oferta, existen también planes de explotación de nuevas fuentes de agua por medio de inversiones en tecnologías de desalación.


Ese tipo de tecnología ha mejorado mucho en las últimas tres décadas gracias a la utilización de una técnica conocida como ósmosis reversa, en la que el agua del mar se empuja dentro de una membrana que extrae su sal. Las fábricas de desalación, que desde hace tiempo tienen una importancia crucial en países de Oriente Medio extremadamente secos, como Arabia Saudí, no tuvieron el mismo éxito en otros lugares, ya que la abundancia de petróleo en la región ha permitido el funcionamiento de fábricas que consumen grandes cantidades de energía. Pero ese panorama podría cambiar con los perfeccionamientos introducidos en la tecnología de membrana y de ahorro de energía, que redujeron drásticamente los costes de la desalación. Los responsables de una nueva fábrica de 300 millones de dólares al norte de San Diego, cuyo funcionamiento fue aprobado por el órgano regulador del sector el año pasado, dijeron al Wall Street Journal que, de acuerdo con sus estimaciones, el coste de energía para producir 1.000 galones (3.785 litros) de agua potable será de 1,10 dólares. En una fábrica inutilizada en el litoral de Santa Bárbara, el coste de producción de ese mismo volumen era de 2,10 dólares.


Esos datos económicos ayudan a explicar por qué la capacidad de desalación de EEUU creció en torno a un 40% entre 2000 y 2005, de acuerdo con un informe de la Academia Nacional de Ciencias publicado en abril. Está claro que la desalación de cinco millones de galones (unos 18 millones de litros) al día en EEUU aún es muy poco, ya que corresponde a un 0,01% del total utilizado. (En todo el mundo, la capacidad es de 10.000 millones de galones al día (37.850 millones de litros). Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, con capacidad de desalación de más de seis millones de galones (22,7 millones de litros) cada uno, son los campeones en capacidad nacional). El estudio recomienda que el gobierno federal, que dejó buena parte de la financiación de la investigación al sector privado, invierta más en el análisis de estudios que permitan la expansión de las actividades de desalación — reduciendo, al mismo tiempo, posibles efectos colaterales. El estudio, sin embargo, concluye que “la conservación y la transformación del agua serán, en general, menos costosos que la desalación puesto que la conservación trae siempre beneficios asociados como, por ejemplo, la reducción del coste de la energía”.


De acuerdo con algunos economistas, un factor que aceleraría el desarrollo de un sistema de agua menos derrochador es justamente el objeto de la ira del movimiento de “Agua y Justicia”: la privatización. Actualmente, el bajo precio del — agua especialmente en los países del primer mundo, donde tiene lugar buena parte de la investigación tecnológica — deja a las personas con pocos incentivos económicos para invertir en formas más económicas de utilización del agua en la agricultura, en la industria e incluso en el baño. Así como el barril de petróleo a 100 dólares hizo que las personas buscaran coches híbridos, de la misma forma el aumento del precio del agua podría incentivar al sector agrícola a abandonar sus sistemas de riego a favor de nuevas tecnologías más sobrias. O si el coste del agua empleada en la alimentación de un toro, se pasara al consumidor bajo la forma de carne más cara, tal vez pudiera estimular la introducción de una dieta dominada por formas de proteína menos dependientes del agua. Sea como que sea, habría una reducción de 150 galones (567 litros) de agua per cápita consumidos diariamente en EEUU.


David Zetland, economista de la Universidad de California, dijo que EEUU administra mucho mejor su petróleo, en gran medida procedente de fuera, que sus reservas de agua ahora amenazadas. “¿Por qué ese contraste? Porque el petróleo es comprado, vendido y comercializado como commodity”, observó Zetland en un blog de New York Times. “El agua, por su parte, es tratada como ‘derecho humano’ y no debe ser distribuida con base a precios. Como el petróleo más escaso cuesta más caro, la demanda del volumen deseado desciende en relación a un mismo nivel de oferta. Como el agua más escasa ya no cuesta cara, la demanda supera la oferta, lo que tiene como resultado el racionamiento, la mala distribución y las privaciones”.


Pickens, por su parte, está convencido de que habrá compradores. Su red de tuberías llega casi hasta Dallas, y él cree que la población que sufre con la sequía acabará recurriendo a ella y, en ese caso, está claro, tendrán que pagar por eso.


La fuente de la riqueza


Esa nueva forma de pensar sobre la escasez del agua representa, bajo algunos aspectos, una vuelta a la mentalidad que dominó buena parte de la historia humana. El agua siempre estuvo asociada al desarrollo económico, a la manipulación política y a la amenaza al recurso de la violencia, incluso en lugares extremadamente estables y distantes del desierto y de la economía agrícola. En los primeros tiempos de la independencia americana, Nueva York y Filadelfia se disputaron la primacía de ciudad más importante de los EEUU. Uno de los motivos por los cuáles Nueva York salió victoriosa se debió al hecho de que la ciudad había comprado buena parte del agua entre el municipio y Canadá, trayéndola hasta el perímetro urbano por medio de un sistema sofisticado de acueductos y transformando la ciudad en un lugar más seguro, más barato y más higiénico que su ex-rival.


Más tarde, a medida que la población de EEUU ganaba las tierras más áridas del oeste, la política del agua creó y destruyó fortunas. Los Ángeles moderna sólo se hizo posible, en buena medida, gracias a la apertura, en 1913, de un acueducto de 247 km que traía el agua del Valle Owens, en Sierra Nevada Mountains; una de las calles más famosas de la ciudad, Mulholland Drive, recibió ese nombre en homenaje al ingeniero responsable del proyecto. La manera ilícita en la que se adquirieron los derechos del agua llevó a enfrentamientos violentos con los hacendados del Valle Owens y son conocidos como las Guerras del Agua de California. La manera en la que se decidió la ruta de las tuberías— pasando por tierras antes sin valor, y que habían sido compradas disimuladamente por personas con información privilegiada bien relacionadas — sirvió de argumento para la película Chinatown, de 1974. (En 1990, con el surgimiento de una secuela—The two Jakes — de aquella primera película, el público conoció la existencia de batallas semejantes en torno a una commodity más nueva: el petróleo).


Pero la venta del agua, así como la del petróleo, es mucho más simple en el mercado doméstico que en una economía global. A diferencia de camisetas y de refrescos, el agua es un tipo de recurso del que los países no les gusta depender el uno del otro. Buena parte de la insistencia de China en no liberar el Tibet, dicen algunos, se explica por el hecho de que aquella región poco poblada es rica en el agua que tan desesperadamente necesita China. Las tensiones a causa de las reservas de agua crecieron y se volvieron un verdadero problema para los países vecinos de todo el mundo. “En América Latina, África y Oriente Medio, el potencial de rivalidad es muy grande”, dice Henisz. “Vivimos desde hace algún tiempo en una era de relativa paz en lo que concierne al papel de las reservas entre los países. Eso puede acabar”.


Ese nuevo escenario puede hacerse real incluso entre aliados tradicionales: el año pasado, la mayor parte de los miembros del parlamento canadiense votó contra la exención del agua en las cláusulas comerciales del Nafta. En ese sentido, los gobiernos tienen un interés muy grande — y, de modo general, obstinado — en garantizar que su suministro de agua sea usado de forma eficiente.


Articulo extraido de http://www.wharton.universia.net

miércoles, 15 de octubre de 2008

Sistema fotovoltaico productivo en Vilcallmas Arriba

Durante mi participación en el Centro de Energias Renovables de la Universidad Nacional de Ingenieria, trabajé en la implementación de un Sistema fotovoltaico para uso productivo en la comunidad de Vilcallamas Arriba, distrito de Pizacoma del departamento de Puno en Perú. Este proyecto tiene la finalidad de electrificar un taller artesanal para mejorar la cadena productiva de confección de prendas de Alpaca.

Este es un documento que escribi en su momento sobre este proyecto

A continuación presento unos videos relacionados a la parte de la implmentación de este proyecto:

Sistemas fotovoltáicos productivos en Puno 1/4


Sistemas fotovoltáicos productivos en Puno 2/4



Sistemas fotovoltáicos productivos en Puno 3/4



Sistemas fotovoltáicos productivos en Puno 4/4

lunes, 13 de octubre de 2008

Inventos para salvar el mundo

Hasta el momento, el paso más firme en la lucha contra las emisiones ha sido la firma del Protocolo de Kioto, pero los expertos en climatología coinciden en que no será suficiente.

Algunos investigadores, ante esta alarmante circunstancia, han propuesto a lo largo de los últimos años una serie de soluciones radicales que, a grandes rasgos, tienen en común la pretensión de transformar radicalmente el planeta para contrarrestar el daño ya hecho.

En unos casos, se trataría de obras faraónicas de costes incalculables y cuya tecnología aún no está a nuestro alcance. En otros, las consecuencias serían imprevisibles. Por un motivo u otro, parece que ninguna solución simple resolverá el complejo problema del cambio climático.

Hacer proliferar las algas

Autor: James Lovelock, padre de la teoría Gaia, que considera al planeta como un sistema capaz de autorregularse, y Chris Rapley.

Idea: Llenar los mares con tubos huecos de unos 200 metros de longitud. En su base habría grandes válvulas capaces de empujar hacia arriba las aguas de las profundidades, ricas en nutrientes.

Objetivo: Alterar el ecosistema marino para que se multiplique la población de algas que, a su vez, absorberían el CO2 que le sobra a la atmósfera y, además, provocarían de forma indirecta la creación de más nubes, con un efecto refrigerador.

A favor: La idea se publicó en la revista científica 'Nature' en septiembre de 2007. Y se apoyaba en «la capacidad de la Tierra para curarse a sí misma», según escribieron los autores.

En contra: Un mes después, expertos del Centro Nacional de Oceanografía de Southampton, Reino Unido, contestaban en la misma revista: «Este escenario acarrearía aguas con mayores niveles de CO2 natural (asociado a los nutrientes) en la superficie, causando potencialmente la emisión del gas tóxico CO».

Reducir la radiación solar

Autor: El astrónomo Roger Angel.

Idea: Uno de los proyectos más ambiciosos en este campo sería la construcción de una red de billones de lentes reflectantes, de unos 60 centímetros de diámetro cada una.

Objetivo: Desviar desde el espacio la radiación solar.

En contra: El desafío es tecnológicamente inalcanzable hoy en día, y mucho más costoso que la transición a una economía sin combustibles fósiles.

Una propuesta análoga sería colocar sobre las aguas o en los desiertos discos blancos de plástico o gomaespuma, con la idéntica finalidad de repeler la luz del Sol.

Echar sal al aire

Autor:John Latham, catedrático emérito de la Universidad de Manchester.

Idea: Aumentar la reflectividad de las nubes evaporando el agua de los océanos.

Objetivo: Así se inyectaría la sal que contiene en la atmósfera, lo que evitaría parte de la radiación solar, retrasaría las lloviznas y haría que las nubes duraran más.

A favor: La idea se basa en modelos computacionales.

En contra: La solución no duraría más que unas semanas, por lo que se requeriría una flota de barcos especiales salinizando constantemente la atmósfera.

Inyectar azufre en la atmósfera

Autor: Científicos como el Nobel de Química Paul Crutzen.

Idea: Inyectar toneladas de partículas de azufre o dióxido sulfúrico en la atmósfera. Cientos de aviones o globos se encargarían de la tarea.

Objetivo: Aumentar el índice de reflectividad de la atmósfera y reducir, por tanto, la radiación que nos llega.

En contra: Un reciente estudio del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica (NCAR), publicado en la revista científica 'Science', determinó que la medida causaría daños irreversibles en la capa de ozono, lo cual permitiría el paso de una mayor cantidad de radiación ultravioleta, dañina para la vida.

Fertilizar el mar con hierro

Autor: Empresas como Planktos. Es una de las propuestas que más repulsa han levantado, por implicar fines comerciales.

Idea: Fertilizar los mares con partículas de hierro.

Objetivo: Multiplicar la cantidad de fitoplancton presente en el agua, generando una explosión de vida vegetal marina, que absorbería más CO2.

A favor: Su aplicación puede ser inmediata y poco costosa.

En contra: Se podría alterar la circulación del hierro en los océanos. Planktos ha intentado probar la técnica en las Islas Galápagos, en Ecuador y en las islas Canarias, pero la iniciativa chocó con la condena de expertos y ecologistas. Según Greenpeace, «el Convenio de Londres ha mostrado su preocupación por los efectos negativos que podría tener y ha recomendado que no se lleve a cabo»

Fuente: Diario El Mundo

miércoles, 8 de octubre de 2008

77 millones de personas en Latinoamerica dejaran de tener agua

Los países latinoamericanos serán unos de los principales paganos del cambio climático, ya que, a pesar de que solo emiten el 6% de los gases de efecto invernadero causantes del fenómeno, cerca de 77 millones de personas de estos territorios tendrán problemas para acceder al agua en el 2020.

Esta es tan solo una de las conclusiones del informe elaborado por el Banco Mundial (BM) y presentado ayer por la vicepresidenta de esta entidad para América Latina y el Caribe, Pamela Cox, durante el Congreso Mundial de la Naturaleza que se celebra en Barcelona.

En ese foro, Cox alertó de que el cambio climático tendrá consecuencias devastadoras no solo para el medio ambiente y la economía de estos países, sino también para la salud de cientos de millones de personas.

La responsable del BM destacó la vulnerabilidad, sobre todo de las zonas rurales (las más pobres y dependientes de la agricultura) y de las costas (ante el crecimiento del mar).

Asimismo, hizo especial hincapié en el problema derivado de la escasez de agua, ya que el aumento de las temperaturas causará el deshielo de los glaciares andinos (que podrían desaparecer en una década), de los que dependen numerosas comunidades y ciudades.

La representante del Banco Mundial puso como ejemplo el riesgo que corre el abastecimiento de grandes capitales como Bogotá o Quito (esta última ciudad se calcula que debería destinar 100 millones de dólares para garantizar en breve su suministro).

La falta de agua potable y el aumento de las temperaturas supondrán además una extensión de determinadas enfermedades de tipo tropical, como la malaria o el dengue y otras patologías infecciosas.

A todo ello se suma el incremento de las catástrofes naturales: mayor intensidad de los grandes huracanes, cuya frecuencia se multiplicará (por cada grado de aumento de la temperatura se incrementarán en un 26%) y causará pérdidas multimillonarias, sin contar además con el costo en víctimas humanas que suelen acarrear.

EN PUNTOS
Grave impacto en la biodiversidad
1. La producción de energía hidroeléctrica en América Latina se verá afectada por la falta de agua, y se deberán destinar grandes inversiones a otro tipo de producción, algo que ocurriría en un momento de crisis económica.

2. El aumento de temperaturas y de cambios climáticos tendría impacto en la biodiversidad de la región, donde se encuentran 5 de los 10 países (entre ellos el Perú) con mayor variedad de fauna y flora del planeta.

Fuente: El Comercio

Voluntarios al rescate de la fauna amazónica

Cuando los primeros europeos que llegaron a esta parte del continente vieron unas sinuosas formas que surcaban los ríos, pensaron que se trataba de aquellos míticos seres con cola de pez y cuerpo de mujer. Al darse cuenta de que no eran sirenas, todo empezó a ir mal para los mamíferos fluviales a los que los científicos catalogaron como cetáceos y sirénidos.

Durante generaciones, los delfines y los manatíes fueron perseguidos para aprovechar su carne y grasa. Con ella se alimentaron los colonizadores de la Amazonía y los buscadores de oro y caucho.

En la actualidad algunas culturas amazónicas aún los matan para elaborar pociones con sus aceites. Otras personas matan a las madres y recogen a las crías para venderlas como mascotas, sin tener en cuenta que sin los cuidados de sus mamás, las crías están condenadas a una muerte lenta en cautiverio. Esto ha llevado tanto a los delfines rosados como a los manatíes al borde de la extinción.

La muerte pudo ser la suerte de un gracioso bufeo colorado macho y seis tiernos manatíes; pero gracias al amor, la paciencia y los esmerados cuidados de varios jóvenes voluntarios tienen una nueva oportunidad de vida. Los voluntarios colaboran en el Centro de Rescate de Fauna Amazónica, una suerte de orfanato de animales donde reciben a las crías y les brindan una atención especializada.

"Hay quienes creen que estos mamíferos pueden ser lindos como mascotas, pero no tienen idea del cuidado que les deben dar ni de todo el trabajo que implica criarlos, por eso a veces los abandonan o los dejan morir. Otras veces son los mismos pescadores que por desconocimiento tratan de matarlos", nos cuenta el biólogo Juan Sánchez, mientras da su alimento en biberón a Aantu, un manatí de seis meses de edad que ya se recuperó de una herida de arpón y un machetazo propinado por un pescador.

Esta organización funciona con el apoyo de instituciones como la Asociación para la Conservación de la Biodiversidad Amazónica, el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP), Dallas World Acuarium y la Dirección de Producción del Gobierno Regional de Loreto, quienes colaboran para salvar a estos animales y devolverlos a su hábitat natural.

Pese al apoyo con el que cuentan, los cuidadores de este centro deben enfrentarse a muchas complicaciones. Kelly Tapayuri, bióloga y madre adoptiva del delfín colorado bebe, nos cuenta que la leche que les dan a estos animales muchas veces tiene que ser traída de contrabando. "Hace un tiempo, a alguien se le ocurrió vender esta leche especial para consumo humano y por eso la prohibieron. Ahora nosotros tenemos que usar nuestro ingenio para conseguirla", comentó.

PARA RECORDAR
4Las leyes protegen a esta especie
Penas de cárcel
Matar a un manatí es un delito castigado con penas de entre dos y cinco años de cárcel.

Mal negocio
Según Carlos Perea, director de Medio Ambiente y Pesquería de la Dirección Regional de Producción, el kilo de carne de manatí se comercializa ilegalmente a S/.10,. Al que se le atrape vendiéndola deberá pagar una multa de 10 UIT (S/.35.000).

Los cazadores
Los cazadores venden las crías vivas de manatíes a S/.600, aunque algunas pueden costar hasta S/.1.500

Fuente: Diario El Comercio

martes, 7 de octubre de 2008

Las 12 plagas del cambio climático

Expertos en salud publicaron una lista de doce enfermedades que se agravarán y se propagarán a nuevas regiones del mundo como resultado del calentamiento global.

Enfermedades como la gripe aviar, ébola, cólera y tuberculosis, se propagarán aún más en el mundo como resultado de los cambios en las temperaturas y los niveles de precipitación fluvial.

Y tendrán un enorme impacto tanto en la salud humana como en la naturaleza y las economías del mundo, dice el documento de la Sociedad para la Conservación de la Naturaleza.

La lista de las "doce asesinas" fue presentada durante el Congreso Mundial de Conservación que se celebra en Barcelona, España.

Según los científicos la mejor defensa es "una buena estrategia ofensiva de monitoreo para detectar hacia dónde se propagan estos patógenos y prepararnos para mitigar su impacto".

Patógenos y clima

Cuando hablamos de cambio climático a menudo pensamos en el aumento del nivel del mar y el derretimiento de los glaciares.

Pero igual de importante, explican los científicos, es cómo el aumento en las temperaturas del planeta y la fluctuación en los niveles de precipitación fluvial afectan la distribución de peligrosos patógenos que causan enfermedades.

Es por eso que la mayoría de las enfermedades incluidas en la lista de las "doce asesinas" afectan tanto a animales como al ser humano.

"La salud de los animales está estrechamente relacionada a los ecosistemas en que viven y el medio ambiente que los rodea" afirma el doctor Steven Sanderson, presidente de la Sociedad de Conservación de la Naturaleza.

"Y cualquier alteración, incluso la más pequeña, puede tener enormes consecuencias en las enfermedades que pueden padecer y transmitir a medida que el clima cambia", agrega.

Además del obvio impacto en la salud humana, estas enfermedades originadas en las poblaciones animales, pueden causar enormes daños económicos.

Por ejemplo, dicen los autores, se calcula que enfermedades que reemergieron desde mediados de los 1990 (como la gripe aviar) han causado pérdidas de US$100.000 millones en la economía global.

Monitoreo

Los científicos afirman que la mejor forma de mitigar el impacto de estas enfermedades es monitorear la salud de los animales.

Con esto, dicen, se podrían detectar los cambios que ocurren a nuestro alrededor y mitigar las amenazas a la salud antes de que se conviertan en un desastre.

Muchos patógenos animales ya están siendo monitoreados por los científicos.

Pero los autores creen que ahora hay que concentrarse en el monitoreo de las doce asesinas porque éstas son las que podrían propagarse como resultado del cambio climático y la fluctuación en los niveles de precipitación.

Éstas son:

  • Influenza aviar: se origina en aves salvajes y se propaga vía heces y secreciones de animales infectados
  • Babesiosis: enfermedad parasitaria similar a la malaria, que suele afectar a los animales domésticos, en especial a los perros y se propaga por un vector
  • Cólera: enfermedad diarréica causada por una bacteria en agua contaminada que provoca una infección intestinal y afecta principalmente al mundo en desarrollo
  • Ébola: una de las enfermedades infecciosas más letales que se conocen causada por un virus que provoca fiebre hemorrágica altamente contagiosa y mortal y afecta a primates y otros mamíferos, incluido el humano
  • Parásitos intestinales y externos: se propagan en ambientes terrestres y acuáticos y su supervivencia aumenta con el incremento de la temperatura
  • Enfermedad de Lyme o Borreliosis: infección causada por una bacteria transmitida por la garrapata, de muy difícil diagnóstico porque sus síntomas pueden confundirse con muchas otras enfermedades, como fibromalgia, esclerosis múltiple, lupus, etc.
  • Peste bubónica o peste negra: causada por la bacteria Yersinia pestis, una de las enfermedades infecciosas más antiguas que todavía puede causar muchas muertes en animales y humanos. Se propaga con los roedores y sus pulgas

  • Marea roja: una excesiva proliferación de algas dañinas en las costas que crean toxinas que pueden ser letales tanto para animales como humanos
  • Fiebre de Rift Valley (RVF en sus siglas en inglés): zoonosis viral que afecta principalmente al ganado doméstico de gran importancia para la seguridad alimenticia, particularmente en África y Medio Oriente
  • Enfermedad del sueño o tripanosomiasis: causa por un parásito que afecta a personas y animales y propagada por la mosca tsetse
  • Tuberculosis y tuberculosis bovina: ahora distribuida en todo el mundo, la forma animal puede contagiar al humano por el consumo de leche sin pasteurizar, y la forma humana puede afectar a animales
  • Fiebre amarilla: afecta las regiones tropicales de África y partes de América central y del sur. Causada por un virus propagado por mosquitos y se extenderá a nuevas regiones con el incremento de temperaturas
Fuente: BBC

Ecoturismo en Choquequirao


Estuve hace unos días visitando la ciudadela inca de Choquequirao, ubicada en el departamento de Cusco. Para los que no conozcan aun o no ha oído sobre esta hermosa construcción, les coloco una breve reseña que aparece en Wikipedia

"Choquequirao (del aymara chuqi, oro, y del quechua k'iraw, cuna, es decir: "cuna de oro"), son las ruinas de una ciudad inca situada entre las estribaciones del nevado Salcantay, al sur del Perú. Los restos arqueológicos de Choquequirao están conformados por edificios y terrazas distribuidas en diferentes niveles, desde el nivel más bajo Sunch'u Pata hasta la cima truncada más alta, la cual fue nivelada y cercada con piedras para formar una plataforma con una área aproximada de 150 metros cuadrados."

Si bien las ruinas estan en Cuzco, para acceder a ellas debemos visitar primero la comunidad de San Pedro de Cachora en Abancay. Desde este punto hasta las ruinas hay unos 32 km de muy buena caminata, con paisajes muy hermosos (montañas, precipicios, nevados, el cañón del Rió Apurimac, etc..) y una tranquilidad única. El recorrido puede realizarce totalmente a pie o parcialmente a caballo (para lo cual hay que alquilar uno y contratar adicionalmente al arriero. Por cada 2 personas se necesita un animal de carga y por cada 3 animales un arriero) . La duración del recorrido es de 3 a 4 días.

La población de Cachora es muy cálida (se sorprenderan tal vez cuando todas las personas lo empezaran a saludar aunque no lo conozcan) y aun conserva ese encanto y costumbres que tiene los pueblos de los andes peruanos. Pueden comprar en tiendas algunos productos típicos como queso, maicillos y panes.

Plaza de San Pedro de Cachora y su emblemático arbol del Pisonay

Poco a poco el mercado hotelero se está acomodando a las exigencias del turismo que aumenta día a día. Hay hoteles para todos los bolsillos, pero para los que prefieren una experiencia más vivencial les recomiendo ir con sus carpitas a visitar Moyorcco (pregunten por Octavio Valer) en donde hay una bonita zona de camping de paso.



Como mencioné, no se puede realizar todo el viaje a caballo, pues hay zonas que no lo permiten (además que es una crueldad sobreesforzar a un animal). La ruta es dura y se necesita una capacidad física aceptable pero sobretodo una gran fuerza de voluntad para completar la travesía (como anécdota mencionaré que vi a un hombre de 70 años y a una mujer minusválida llegar a las ruinas, por lo que en la practica no hay excusa para no poder visitar estas ruinas). Dependiendo de esta capacidad el primer día pueden llegar hasta Chikiska (que parece un oasis), Playa Rosalina (en donde está el campamento del INC con baños y duchas) o Marampata (que es una zona de camping). El tramo más duro sin duda es el que se encuentra entre estos dos últimos puntos, pues es una buena subida de aproximadamente 7 km.






Desde Marampata a Choquequirao aun hay unos 4 km de recorrido. Llegando casi a las ruinas, podran observar los andenes incas, los cuales en su conjunto tienen una peculiar forma (al comienzo pensé que era un roedor, pero en verdad tiene forma de un condor con las alas extendidas).


Una vez que hayan llegado a las ruinas deberan pagar el derecho de entrada y podrian ir a la directamente a ellas o a la zona de camping. Las ruinas se pueden describir con una sola palabra "Maravillosas". No haré una mayor descripción de ellas, por que prefiero que Uds descubran por si mismo todos sus encantos. Por cierto desde aqui también se puede tomar una ruta que llega hasta el imponente Machupicchu.








Recomendaciones:

- Llevar abundante agua.
- Usar repelente de mosquitos y bloqueador.
- Aclimatarse un poco al clima antes de emprender la aventura.
- No ensucie el recorrido, tome sus precauciones para transportar los desechos que produzca.
- Lleve algun medicamento contra el soroche (mal de altura).

Cada peruano genera 1 kilo de residuos sólidos al día


Cada peruano genera más de un kilo de residuos sólidos al día, entre papeles, vidrio, plástico y otros materiales, informó ayer (02.10.08) el ministro del Ambiente, Antonio Brack Egg, quien estimó que la producción total de esos desperdicios supera las 22 mil 400 toneladas diarias en el país. El funcionario precisó que, de ese total nacional, solo el 17% se dispone adecuadamente en rellenos sanitarios y el resto se hace en botaderos; es decir, “cada día se tiran al ambiente 19 mil toneladas de residuos sólidos, lo que es vergonzoso para el Perú, por lo que esta situación debería revertirse”.

“La generación nacional de residuos sólidos al día es de 22 mil 475 toneladas. Cada uno de nosotros genera 1,08 kilogramos de residuos sólidos diarios. Somos un país lleno de plásticos y de basura por todas partes. Los municipios son nuestros principales aliados”, comentó Brack. Detalló que de mil 833 distritos del Perú, 100 generan el 62% del total de los residuos sólidos producidos a diario en el país, lo que representa un gran problema ambiental, tomando en cuenta que solo existen 13 rellenos sanitarios legalmente constituidos a escala nacional.

Unificar criterios

Tras señalar que hay una gran cantidad de botaderos en el país, Brack dijo que los estudios de impacto ambiental que deben presentarse para crear nuevos rellenos sanitarios deben aprobarse solo en Lima y no en otras instancias, como las regionales y provinciales.

“Si mil municipios hacen sus estudios de impacto ambiental para hacer sus rellenos, la Digesa (Dirección General de Salud Ambiental) se atoraría con miles de estos estudios”, indicó el ministro al inaugurar de la VIII Reunión Anual de Gestión Integrada de Residuos Sólidos.

Durante su intervención, el titular del Ambiente dijo que los residuos sólidos y su inadecuada disposición constituyen el segundo mayor problema ambiental en el país, después de la contaminación de las aguas por efecto de las descargas residuales o los desagües.

Fuente: Diario El Peruano

lunes, 6 de octubre de 2008

Afirman que Starbucks malgasta millones de litros de agua al dia

La cadena estadounidense de cafeterías Starbucks es acusada hoy por un diario británico de malgastar 23 millones de litros de agua al día por una política de higiene que obliga a mantener abiertos ininterrumpidamente los grifos de sus 10.000 sucursales.

El tabloide "The Sun" calcula que cada 83 minutos podría llenarse una piscina olímpica con el agua desperdiciada y que los millones de litros malgastados diariamente servirían para proveer de agua a la población de Namibia, uno de los países más secos del planeta.

Cada cafetería de Starbucks tiene un fregadero detrás del mostrador que se utiliza para lavar cucharas y otros utensilios y cuyo grifo, de agua fría, está abierto ininterrumpidamente, incluso cuando no hay nada para enjuagar.

El periódico decidió llevar a cabo una investigación tras escuchar la historia de una pareja que se quejó a Starbucks al darse cuenta de que el establecimiento que frecuentaban malgastaba agua.

Según esta pareja, la compañía le explicó que los grifos están abiertos como una medida de higiene para evitar que las bacterias se reproduzcan en las tuberías.

Tras la repercusión de la noticia, la compañía multinacional, que se define como una firma respetuosa con el medio ambiente, se defendió de las acusaciones alegando que este sistema de limpieza "asegura o excede los estándares de salud" dictados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los organismos competentes de la Unión Europea y EEUU.

Starbucks indicó en un comunicado que los grifos están abiertos a "baja presión" y sólo durante el horario comercial con el objetivo de eliminar los residuos de comida, mantener limpios los utensilios y evitar la proliferación de bacterias.

"Es una práctica habitual y aceptada por la industria", apuntó.

Sin embargo, la multinacional reconoció la "oportunidad que existe de reducir" el actual consumo de agua y dijo que Starbucks está estudiando la posibilidad de utilizar lavavajillas para lavar los utensilios, como hace con el material usado por los clientes.

"El desafío de Starbucks es equilibrar la conservación del agua con las necesidades de seguridad de los clientes", indicó.

En este sentido, la cadena aseguró que evalúa constantemente sus equipamientos, diseño de instalaciones y entrenamiento del personal para reducir el uso de agua e impacto medioambiental.

"Queremos asegurar a nuestros clientes del Reino Unido e Irlanda que estamos trabajando prioritariamente en encontrar soluciones alternativas al sistema de grifo abierto. Nos comprometemos a reducir el uso de agua en nuestras sucursales", dijo.

Además, la compañía afirmó estar en contacto con la organización Waterwise para estudiar cómo reducir el consumo de agua sin comprometer la higiene y la calidad de sus productos y servicios.

En un escenario mundial en el que el agua es un bien cada vez más escaso, "The Sun" explica que la cantidad de agua desperdiciada por un grifo de la cadena de cafeterías durante tres minutos correspondería a la cantidad que necesitaría un ciudadano africano para sobrevivir un día.

El periódico, que ha visitado numerosas cafeterías de la cadena para constatar que los grifos están permanentemente abiertos, recoge opiniones de diversos expertos en agua que califican de "sin sentido" la política de higiene de Starbucks.

Crisis de los mamíferos del mundo


Ésa es la conclusión de la Evaluación Global de Mamíferos Marinos y Terrestres, la "Lista Roja" de mamíferos en peligro que publica la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

El informe fue presentado durante el Congreso Mundial para la Conservación de la Naturaleza que se celebra en Barcelona, España, y publicado en la revista Science.

Y afirma que 1 de cada 4 especies de mamíferos del mundo están en riesgo de extinción.

"Es terrible que después de millones y millones de años de evolución que ha dado lugar a la biodiversidad de los mamíferos, estemos enfrentando esta crisis", dice el doctor Andrew Smith, uno de los autores del documento.

"Una situación en la que 25% de las especies están amenazadas y podrían perderse para siempre", agrega.

El informe muestra que al menos 1.141 de los 5.487 especies de mamíferos de la Tierra podrían desaparecer.

En el estudio participaron unos 1.800 científicos de 130 países y es el primer análisis completo que analiza el estado de salud de estas especies terrestres y marinas.

Responsables

Desde el año 1500, dicen los autores, ya han desaparecido por lo menos 76 mamíferos.

Y la situación podría ser peor ya que 836 especies están en la lista de lo que llaman "carentes de información".

Según los autores, los culpables de esta precaria situación son la pérdida de hábitats y la sobreexplotación de los mamíferos terrestres.

La estrategia más importante para la protección de animales en peligro es la creación de áreas protegidas
Dr. Russell Mittermeier, Conservación Internacional
Y también la contaminación, el calentamiento global y la sobreexplotación de los mamíferos marinos.

Los mamíferos, explican los científicos, son importantes porque juegan un papel fundamental en los ecosistemas y ofrecen beneficios importantes para el ser humano.

Si pierdes a un mamífero lo más seguro es que estés en peligro de perder muchas otras especies.

"Nosotros también somos mamíferos y en términos culturales éstas son las especies que más nos interesan" dijo a BBC Ciencia el doctor Russell Mittermeier, presidente de Conservación Internacional y otro de los autores del estudio.

"Por ejemplo, con el ecoturismo, que es la industria que está creciendo más rápido en el mundo, siempre son los mamíferos los animales que la gente quiere ver".

"Así que su desaparición podría tener un enorme impacto económico en esta industria", agrega.

El informe muestra que en la categoría de las especies más amenazadas o "en peligro crítico" hay 188 mamíferos.

Esta categoría incluye al lince ibérico (Lynx pardinus) con una población de entre 84 a 143 adultos y continúa reduciéndose debido a la escasez de su presa primaria, el conejo europeo (Oryctolagus cuniculus).

Además del lince ibérico hay otras 29 especies en peligro crítico y posiblemente extintas, entre éstas la jutía de tierra de Cuba (Mesocapromys sanfelipensis), la cual no ha sido vista en casi 40 años.

En la lista de animales "en peligro" hay cerca de 450 mamíferos, incluido el Demonio de Tasmania, cuya población global se redujo en más de 60% en los últimos 10 años debido a una infección fatal de cáncer facial.

También en esta lista está la foca del Caspio (Pusa caspica), cuya población se redujo 90% en los últimos 100 años debido a caza indiscriminada y degradación de su hábitat.

Estrategias

La pérdida y degradación de hábitat afecta a 40% de los mamíferos del mundo y la situación más grave está en Centro y Sudamérica, África, y sureste de Asia.

"En América Latina y el Caribe hay muchas especies amenazadas, pero quizás las más notables son los primates", dice Russell Mittermeier.

"En la lista de las 25 especies de primates más amenazados está el mono choro de cola amarilla de Perú, y dos especies de mono araña, de Colombia y Ecuador", señala.

Pero el documento también habla de las historias de éxito en las cuales se ha logrado aumentar las poblaciones de especies que habían estado amenazadas.

Una de éstas es el hurón de patas negras (Mustela nigripes) que de estar extinta en la vida salvaje pasó a "en peligro de extinción" después de una exitosa reintroducción de la especie en ocho estados del occidente de Estados unidos y México.

Para mejorar la situación de las especies amenazadas los autores establecen una serie de medidas que podrían ayudar de forma inmediata.

Pero la estrategia más importante, dice Russell Mittermeier, es la creación de áreas protegidas.

"Es el establecimiento de parques nacionales, reservas y santuarios de cualquier tipo, asegurando que dentro de éstas continúa la protección de los animales".

"Y también hace falta trabajar con las comunidades aledañas para que participen y reconozcan el valor de estos animales", afirma el científico.

Fuente: BBC.com

Construccion de biodigestores (videos)

Viendo el interes de muchos de los lectores sobre el tema de Biodigestores, he recopilado algunos videos interesantes respecto a este tema

Construccion de un biodigestor de altiplano en Bolvia (4000msnm)


Construccion de un Biodigestor en Pachacamac


Instalación de un biodigestor de bajo costo pt I


Instalación de un biodigestor de bajo costo pt II

viernes, 3 de octubre de 2008

Consumo de agua en la fabricacion de envases

Video emitido por un canal español realizado en el laboratorio de Biología del IES Carrús de Elche, en el que el profesor José Luis Garrido, con ayuda de sus alumnos de 4º ESO B, explica la enorme cantidad de agua que se necesita para fabricar envases de plástico, y que se podría ahorrar fácilmente. Y aunque la periodista utilice una lengua que no es el español para narrar la noticia, el mensaje se entiende bien.


Consumo de agua en la fabricación de envases



Los consumos de agua en la fabricación de envases de plástico son los siguientes:

Para fabricar un plato grande se necesitan 6 litros de agua

Para fabricar el embalaje de un bocadillo se necesitan 8 litros de agua

Para fabricar un vaso de 150 ml. se necesitan 10 litros de agua

Para fabricar una botella de 330 cl. se necesitan 40 litros de agua

Para fabricar una botella de un litro se necesitan 80 litros de agua

Para fabricar una botella de cinco litros se necesitan
350 litros de agua

Este es un extracto de un nota que hizo el Diario El Mundo al profesor Garrido en donde se aprecia cual es el impacto que causa organizar una simple fiesta infantil usando plástico:

"..Pongamos, por ejemplo, que asisten ocho invitados al cumpleaños de su hijo; en total: nueve personas con el homenajeado. Comienza la lista del desastre: nueve vasos de plástico (90 litros de agua: 10 para la elaboración de cada uno); un plato de plástico para cada celebrante más seis para distribuir la comida a lo largo de la mesa (15 platos, a 18 litros de agua por plato: 270 litros); cubiertos de plástico, a dos por cabeza: 18 (108 litros de agua). En total y como mínimo, ya que no se incluyen los envases de refrescos y comida, 486 litros de agua desperdiciados, ninguneados, tontamente malgastados, que podrían haberse ahorrado sustituyendo el plástico por vasos de vidrio, platos de porcelana y cubiertos de acero inoxidable.."

El articulo completo puede leerse desde aquí

Por cierto, deberían leer también, este articulo del Blog Verde:


¡¡Ya saben eviten comprar agua embotellada, reutilicen las botellas de plástico si se da el caso o usen mejor envases de aluminio para transportar agua!!

jueves, 2 de octubre de 2008

20 municipios peruanos ya son ecoeficientes

Con una actividad multicolor, en la que no faltó el baile, diversos colegios del Callao mostraron su compromiso de incorporar paulatinamente la ecoeficiencia en su vida diaria, concepto que ha hecho suyo dicho municipio, y que junto con otros 19, ha respondido positivamente a la convocatoria del ministerio de Ambiente de hacer del Perú un país ecoeficiente.

"La campaña de municipios ecoeficientes se lanzó hace un mes y desde entonces tenemos 80 municipalidades interesadas y 20 formalizadas en este campo", informó la viceministra de gestión ambiental del ministerio del Ambiente, Ana María González, tras clausurar el Primer Festival Recicla Callao 2008, en el que participaron 35 colegios y siete empresas.

Capacitación a todo nivel

La especialista sostuvo que si bien las ganas son un factor importante para empezar, la capacitación es fundamental. "En este momento trabajamos en una guía de tecnologías más limpias para residuos, para el reciclaje y re-uso de aguas servidas, con el fin de que las municipalidades tengan un set de alternativas ambientalmente sostenibles. Este manual debe estar listo a fines de octubre", señaló
Comentó que el ministro Antonio Brack viajará en los próximos días a Europa en busca de fondos para fortalecer la capacitación de los municipios en este tema.

"Un municipio ecoeficiente maneja sus residuos de manera adecuada, tiene una población sensibilizada y esto no surge de la noche a la mañana. Es un proceso. El ministerio lanza la iniciativa, la promueve, pero son los municipios los que finalmente tendrán que ejecutar las acciones con el apoyo del ministerio del ambiente", dijo.

La viceministra González, quien entregó el trofeo del festival al Colegio General Prado, dijo que en un futuro cercano implementarán una línea telefónica dedicada a dar asesoramiento en esta materia, así como una sección para este mismo fin en la página web del sector.

Reciclaje: actividad lucrativa
Albina Ruiz Ríos, directora ejecutiva de Ciudad Saludable, comentó que en la actualidad impulsan el proyecto de la ley del reciclador, que tiene como fin reconocer a esta actividad económica como válida. "Su aprobación la venimos coordinando con la Comisión de Medio Ambiente del Congreso, el ministerio del Ambiente, la municipalidad de Lima, entre otras organizaciones."

Buscamos que el reciclador tenga un programa de seguro social como lo tiene el lustrabotas, la empleada doméstica, especialmente porque están haciendo un trabajo de riesgo.
Hay que destacar la osadía de municipalidades que están asumiendo este reto, como la de Callao, Huaraz, Coronel Portillo, Piura, San Juan de Miraflores y muchas más, que han dado ordenanzas importantes al respecto, dijo.

Iniciativas concretas
El primer municipio en sumarse a la campaña de ecoeficiencia fue el del Cusco, seguido por los de Arequipa y Puno.

El pasado 29 de setiembre, el municipio provincial del Callao aprobó el reglamento del Programa de formalización de segregadores y recolección selectiva de residuos sólidos.

Fuente: Diario El Peruano

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...